The Blog

Carne roja.., ¿ la tendré que eliminar de mi dieta?

No debemos resaltar, ni satanizar a un solo alimento, la idea central entre la población general, es crear hábitos de alimentación saludables, que ayuden en gran medida a prevenir enfermedades, relacionadas con el cuánto y qué comemos, lo importante es llevar un plan de alimentación variado, completo, equilibrado, suficiente e inocuo; además de considerar la modificación del estilo de vida como la falta de ejercicio, el estrés, el consumo de alcohol, el tabaquismo especialmente si tenemos predisposición genética para contraer cáncer.

En Nutriéndote te brindamos las herramientas!

El comunicado de prensa de la Organización Mundial de la Salud (OMS)  a través de la Agencia  Internacional para las Investigaciones Sobre el Cáncer (IARC), en relación al consumo de carne procesada  con el riesgo de cáncer de estómago y colorrectal y el consumo de carne roja con el  riesgo de cáncer de páncreas y próstata, tuvo un gran impacto, que se hizo presente de inmediato en los medios, en las redes sociales y en los consultorios médicos.

Todo esto conlleva a la necesidad de seguir como nutriólogos en la tarea de educar en alimentación, creando conciencia entre la población, para que día a día tengan hábitos saludables a través de una alimentación equilibrada, variada, suficiente, completa e inocua.

Hay que prestar atención al tamaño de la ración, a la alimentación con alto contenido energético, que aportan grandes cantidades de grasas saturadas, grasas trans, harinas refinadas, azúcares y que son ricas en sodio, que además son bajas en  verduras, frutas, granos enteros y leguminosas, por ende bajas en fibra, vitaminas, antioxidantes, fitoquímicos, minerales, lo que representan un riesgo para la salud.

Las idea central, es que no se consuman carnes rojas todos los días, es necesario intercambiar, dar variedad, por ejemplo:

Lunes Martes Miércoles jueves Viernes Sábado Domingo
Pescado Leguminosas

(frijol, lenteja,

habas, garbanzo)

Pollo sin piel Quesos bajos en grasa

(panela)

Pescado Carne roja baja en grasa

<100g/día

Pollo sin piel

Es primordial  acompañar los platillos con abundantes verduras de hoja verde, germinados,  granos enteros, frutas enteras, grasas cardioprotectoras, como aceite de oliva, aguacate, nueces, almendras, cacahuates,  que son fuentes de fibra, vitaminas, minerales, antioxidantes y fitoquímicos.

Lo importante es hacer hincapié en el equilibrio en el consumo  de     alimentos y bebidas, en torno al balance de energía y nutrimentos, que  permita, junto con el ejercicio, llevar una vida más saludable.

Ivonne Andrade: Lic. en Dietética y Nutrición

Educadora en Diabetes FMD y Universidad Anáhuac

Diplomada en Manejo integral de la Obesidad, UIA Santa Fe.

Diplomada en Nutrición y Antropometría aplicada al deporte UIA Santa Fe.

Pasante de la  Maestría en Nutrición Clínica, UVM

Dejar un comentario

Your email address will not be published.

Tu reseña*

Name*

Email*

Website*

Chatea con Nosotros