The Blog

Nutriéndote es un grupo de especialistas en nutrición con posgrado en Nutrición e Inmunología y más de 20 años de experiencia ayudando a personas a mejorar sus hábitos de alimentación y salud.
La alimentación saludable es la mejor forma de prevenir enfermedades y ayudar a que nuestro cuerpo esté en óptimas condiciones. Es importante que se consuman verduras diariamente y en cada comida, de esta manera ayudamos a que nuestro sistema inmunológico (defensas) se encuentre en buen estado.


Las verduras son clave para nuestra salud, ya que son ricas en vitaminas, antioxidantes y fibra. Junto con las frutas son la única fuente con concentraciones apreciables de vitamina C, sustancias bioactivas, carotenos, folatos y vitamina K. En nuestro país tenemos la fortuna de contar con variedad según la estación del año y la región. Se recomienda incluirlas abundantemente en la dieta y consumirlas de preferencia crudas y bien lavadas. Si debido a la contingencia no podemos comprarlas frecuentemente, podemos utilizar técnicas para conservarlas.

Las verduras al igual que la carne, el pescado, los mariscos se pueden congelar.

Para congelar correctamente las verduras es necesario el escaldado para que mantengan la mayor parte de sus propiedades.
Escaldado
Consiste en tratamiento térmico que inhabilita parte de los microorganismos, mejorando la calidad higiénica de estos alimentos.

¿Cómo escaldar las verduras?
Fácil, solo debemos sumergir las verduras limpias, ya troceadas, en agua hirviendo por sólo un tiempo muy breve (de 1 a 3 minutos, dependiendo del producto, los más delicados o blandos será menor el tiempo en que estén en al agua caliente) y luego sumergirlos en agua fría o con hielo para cortar la cocción, inmediatamente después hay que congelar.

La mejor forma de envasado para las verduras u otros alimentos es al vacío; y las bolsas herméticas pueden ser una buena y practica solución, solo hay que sacar bien el aire de la bolsa cuando estemos empacando las verduras.

De esta manera las verduras podrán estar a la mano por varias semanas.
También es conveniente que cuando congelemos verduras se anote la fecha de congelación para saber cuándo darles uso.

Que estén congeladas las verduras no significa que aguanten allí años, hay que consumirlas frecuentemente.

Con la ayuda de nuestro recetario podrás preparar más de 200 recetas nutritivas, bajas en calorías y fáciles de preparar, para mejorar tu salud.

Contamos con asesoría en línea para que recibas menús semanales atractivos y variados, para personas que quieren mejorar sus hábitos o resolver problemas de sobrepeso, diabetes, presión alta, colesterol y triglicéridos elevados, cáncer entre otras enfermedades.

Lic. Nut. Rosangela Camacho               info@nutriendote.com          WhatsApp  664 801 7383

Lic. Nut. Edurne Zarrabe

Posgrado Nutrición e Inmunología

Dejar un comentario

Your email address will not be published.

Tu reseña*

Name*

Email*

Website*

Chatea con Nosotros