The Blog

Nutriéndote es un grupo de Nutriólogas y Psicólogas con más de 20 años de experiencia en ayudar a mejorar hábitos de alimentación y prevenir enfermedades como: sobrepeso, diabetes, presión alta, colesterol elevado, enfermedades renales y cardiovasculares, cáncer, gastritis, colitis, entre otras.
Sabemos que es difícil cambiar nuestros hábitos, en especial cuando son muchos años de comer de cierta manera. Además de que hay factores que nos dificultan comer de manera saludable como son nuestros horarios de trabajo, el no tener tiempo o habilidades para cocinar y uno muy frecuente que es el no poder dejar de comer los alimentos que sabemos que son dañinos para la salud, pero tienen un significado emocional importante para nosotros.
Muchas veces comemos sin darnos cuenta, sin tener hambre, sin identificar que tenemos ansiedad.

Lo primero es identificar si estamos comiendo por hambre emocional o hambre física.
Hambre física – aparece gradualmente, la sentimos en el estómago, se va a saciar después de haber comido, no vamos a tener culpa después de ingerir alimentos y nos va a hacer sentir bien.
Hambre emocional – aparece rápidamente, se siente en la boca y no se va a saciar, aunque hayamos comido. Vamos a querer comer más y nos vamos a sentir culpables, tristes o con sentimientos negativos. Esto es “comer por ansiedad”

Recomendaciones para disminuir la ansiedad por comer:
1. DESAYUNA. Inicia tu día con un buen desayuno, trata de hacerlo lo antes posible, no dejes pasar más de 2 horas después de haberte levantado. Incluye verduras, proteínas, 1 fruta y cereales integrales. Evita productos ricos en azucares y grasas.

En nuestra página o en mercado libre puedes comprar nuestro libro con 200 recetas saludables para comer variado, satisfacer tus gustos y quedar satisfecho.  Son platillos fáciles de preparar y te ayudarán a mejorar tus hábitos.

2. RESPETA TUS HORARIOS DE COMIDA.
• No esperes a tener mucha hambre para comer, porque se te van a antojar alimentos ricos en azúcares o grasas. Si realizamos una o dos comidas por día, no vamos a poder controlar porciones, nos podemos sentir mal tanto físicamente por llenar de más nuestro estómago y afecta nuestras emociones, teniendo pensamientos negativos.

• Evita entrar en el círculo vicioso al pensar “ya arruiné mi día, entonces continuaré comiendo mal”.

• Realiza 3 comidas principales y si es necesario come colaciones o refrigerios a base de verduras con proteínas, esto evitará que bajen tus niveles de glucosa (azúcar, energía) y que puedas hacer buena elección de alimentos.

3. IDENTIFICA QUÉ EVENTOS PROVOCAN TU ANSIEDAD, por ejemplo, si comes sin control cuando estás triste, enojado, deprimido, estresado, aburrido. Si hay alguna actividad que te lleva a comer alimentos ricos en grasa y azúcar, como por ejemplo, cuando ves televisión.

4. REALIZA OTRA ACTIVIDAD EN LUGAR DE COMER.
Cuando identifiques que tienes ansiedad:
Aléjate de la cocina
Distráete realizando alguna otra actividad, que no sea comer:
°Realiza ejercicio – aprovecha utilizar los aparatos que tienes en casa y busca videos en youtube, hay infinidad para todos los gustos y edades.

°Arréglate y cuida tu imagen – aunque utilices ropa cómoda, evita utilizar pijama o pants, péinate, maquíllate, aféitate.

°Respeta tus horarios habituales de descanso, trata de no dormir demasiado tiempo, mantente activo.

° Lee un libro, habla por teléfono, haz video conferencias

° Realiza actividades manuales (pintar, colorear, coser, tejer, rompecabezas, origami, juegos de mesa,).

°Recuerda tus proyectos y metas, sigue trabajando en ellas, crea nuevas cosas.

Afronta el problema que te ocasiona ansiedad, desahógate escribiendo tu problema y si es necesario busca ayuda con un psicólogo.

5. COME SALUDABLE – si tu cuerpo no tiene los nutrimentos que necesita, no va a funcionar correctamente. Si no le das la energía suficiente te va a pedir alimentos ricos en azúcares como: chocolates, frituras, caramelos.

6. PRACTICA UNA ACTIVIDAD QUE TE RELAJE: la meditación, yoga o colorear libros te puede ayudar a relajar.

7. ALÉJATE DE LOS ALIMENTOS PROCESADOS. Son ricos en azúcar, sal, grasas, colorantes y son adictivos, entre más los comemos, tendremos más ganas de seguirlos comiendo.

8. ACUDE CON TU MÉDICO a tu revisión anual o semestral para descartar alteraciones en tu glucosa (diabetes), en tu tiroides u otros trastornos hormonales.

Contamos con programas para ayudarte a verte y sentirte mejor, LO IMPORTANTE NO ES COMER MENOS, SINO COMER MEJOR.

“Adiós al sobrepeso” plan de alimentación para un mes con seguimiento semanal. Para personas que deseen bajar de peso y/o controlar enfermedades como diabetes, presión alta, hígado graso, enfermedad renal y cardiovascular, cáncer.
“Come bien, siéntete bien” guía de alimentación para mejorar hábitos de alimentación.

Contactanos:
www.nutriendote.com              info@nutriendote.com             WhatsApp 664 801 73 83

Dejar un comentario

Your email address will not be published.

Tu reseña*

Name*

Email*

Website*

Chatea con Nosotros